El auge de la segunda mano: un hábito nada pasajero

Quisiéramos o no, la crisis de 2008 acabó por modificar nuestros hábitos de consumo. Así, cuando acudimos a un supermercado, no fueron pocas las veces que renunciamos a nuestra marca favorita “de toda la vida” y acabamos por sucumbir a las, no por ello menos merecedoras de atención, marcas blancas.

 Algo parecido ocurrió con el mercado de segunda mano. Un mercado que con anterioridad al “descalabro económico” se apreciaba como un mercado de menor valor, con menos prestaciones y al que acudir cuando no se llega a recaudar lo necesario para comprar nuevo, “de primera mano”.

 A día de hoy, podemos volver a nuestras marcas de toda la vida o darle una oportunidad a las blancas, es cuestión de preferencias, pero lo que sí que ha cambiado y no tiene perspectiva de desaparecer, es nuestro acercamiento al mercado de ocasión. Así, en un mercado tan potente y que factura millones como es el automovilístico, la venta de coches de segunda mano no es ya cuestión de necesidad, sino otra opción más que ofrece el mercado, con las mismas calidades y las mismas garantías incluso que el “totalmente nuevo”.

autocasio88.com

autocasio88.com

Calidad y precio

¿Qué ha permitido que el mercado de segunda mano siga con fuerza pese a la recuperación económica? El paradigma calidad-precio.

No es que antes se ofrecieran productos de menor calidad, sino que se asociaba lo “usado” como sinónimo de pérdida de prestaciones, por lo cual un precio más bajo no llegaba a compensar la sensación de que se estaba adquiriendo un producto de menor valor.

Hoy día, por ese acercamiento o por una mayor concienciación de lo que el mercado nos ofrece, sabemos que hay sectores que trabajan productos de ocasión que ofrecen garantías ante la compra de igual forma que se haría con un producto totalmente nuevo: desde devolución, garantías de compra, reparaciones etc.

Nuevas opciones y nueva economía

Otro de los factores que ha permitido que el mercado de segunda mano se imponga con fuerza dentro de las opciones de compra es el auge de los nuevos modelos económicos.

En una sociedad donde sistemas como el crowdfunding y la economía colaborativa se establecen con fuerza en el mercado donde el sistema financiero clásico ha perdido credibilidad, no podemos dejar de lado sistemas de compra-venta que también se alejan del modelo tradicional.

Por otra parte el mercado de segunda mano pone a nuestro alcance muchas más opciones de compra. ¿Queremos un BMW?, ¿Mejor un coche de gama media totalmente nuevo o una joya de la automoción como es la serie 3 de la marca alemana a un precio asequible y con todas las garantías de funcionamiento en el mercado de segunda mano?

Alta concienciación

¿Que se haya usado durante tres meses como coche de prueba lo hace desmerecedor de salir al mercado a la venta? Siguiendo con los ejemplos de los coches, vemos en los kilómetro cero un buen ejemplo de coches cuyo segundo uso no los aleja de lo que podemos encontrar a la venta como nuevo.

Ahora existe una concienciación no sólo por el ahorro, sino por dar valor a todo aquello que realmente lo tiene. Y un buen producto, si realmente así lo es, dura y ofrece garantías de por años tenga los usos que tenga.

Be the first to comment on "El auge de la segunda mano: un hábito nada pasajero"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*