Cambiemos por un momento las cuatro ruedas por las dos

Hoy vamos a serle infieles al nombre de nuestra página, porque lo que te proponemos es cambiar las cuatro ruedas de tu coche por las dos ruedas de una motocicleta, ya que consideramos que es un vehículo genial para disfrutar plenamente con un montón de  cosas que nos ofrece el ocio bien entendido. Así que veamos a ver de qué manera podemos organizarnos un buen viaje turístico con un vehículo de dos ruedas que es totalmente operativo.

Ahí está, por cierto, la primera de las cosas que queremos  analizar: moto siempre funcional, por favor. En efecto, a nadie en su sano juicio se le ocurriría salir de vacaciones con un coche en mal estado, así que con una moto también tenemos que actuar de manera conveniente. En estos casos el recurso de las revisiones es lo más pertinente. Y si tuvieras que cambiar alguna pieza antes de salir de vacaciones no te vengas abajo, porque gracias a sitios como www.desguacesdemotos.net y otros de parecido tenor podrás convertir tu vehículo en una máquina bien engrasada de nuevo. Y claro, al mejor precio, así no tienes que cancelar tus vacaciones.

Siguiente idea: no viajes como un marqués, no desde luego si llevas tu moto. Una pensioncita correcta, un hostal limpio o un hotel modesto te servirán maravillosamente bien para conseguir un alojamiento conveniente, así que el que puedas organizar tu viaje dependiendo  de este tipo de lugares es más que funcional, ya que gastarás poco y, sin embargo, conseguirás unos sitios más que viables para organizar tu ruta.

Lo que nos lleva, por cierto, a recomendarte algo que aunque puedas pensar que es lógico, otra mucha gente no lo ve así: ten siempre a mano una Web que te sirva para programarte el viaje. Un directorio de empresas puede servirte, porque en él hallarás no solamente el alojamiento, sino un servicio de restaurante, hospitales, clínicas y todo lo que necesitas para planificar bien tu  viaje. No lo dudes y hazlo, ahora precisamente las nuevas tecnologías nos permiten hacer esto con bastante sencillez.

Y por supuesto, relájate, que para eso has salido de vacaciones con tu motocicleta. Si viajamos es porque queremos quitarnos el estrés de encima, así que estaría bien que lo recordásemos para que las cosas nos salgan bien. Y si un día llueve, pues te paras en un área de servicio, te tomas un café caliente y ves caer el agua plácidamente. Se trata de olvidarse de los problemas por un momento, así que haríamos bien en recordar tal cuestión.

Como ves, el cambio de las cuatro por las dos ruedas, al menos en lo tocante a viajar, no es tan descabellado. En cualquier caso no te preocupes, porque el siguiente post que te ofreceremos volverá a tratar de nuestros viejos amigos los coches. Digamos que esto ha sido una licencia…

 

 

 

Be the first to comment on "Cambiemos por un momento las cuatro ruedas por las dos"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*